La producción de biocombustibles, ¿altera el precio de los alimentos?

Eso sucede en Estados Unidos, donde el etanol se produce con maíz. Entre 2008 y 2009, la producción de etanol creció mucho, consumiendo gran parte de la cosecha, lo cual provocó un aumento del precio del maíz. Tal efecto es relevante porque en ese país el maíz es una parte basal de la alimentación, utilizado para la producción de alimento balanceado para pollos y cerdos, para la elaboración de aceites de cocina, y puede incluso utilizarse para producir azúcar. En 2009, unos 25 kilogramos de maíz costaban 4 dólares. En la actualidad, el precio oscila alrededor de los 6 dólares, encarecido, en parte, por la producción de etanol. Además, algo más de 100 millones de toneladas, casi un tercio de la cosecha total, se destina a la producción del biocombustible. En el caso brasileño, el etanol se elabora con caña de azúcar, que resulta más productiva que el maíz, ya que una hectárea puede producir 10 toneladas de maíz, cuando la misma superficie genera 90 toneladas de caña de azúcar. Por lo tanto, aquí se utiliza un área menor para la producción del etanol. Si la demanda aumentara, se necesitarían otros 5 millones de hectáreas, lo cual no es demasiado para el amplio territorio brasileño. Tan sólo en las áreas de pastura subutilizadas, hay casi 100 millones de hectáreas disponibles para plantar caña de azúcar. Además, el precio real de los alimentos, en São Paulo, disminuyó entre 1975 y 2011, como consecuencia de la mayor productividad fundamentalmente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s